sábado, 7 de septiembre de 2013

Reseña: The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society



Título:
The Guernsey literary and potato peel pie society

Autor:
Mary Ann Shaffer y Annie Barrows

Número de páginas:
170

Editorial:
The dial press (Random House)

¿Por qué lo leí?
En el grupo de radio patio este libro gustó mucho, y me picó bastante la curiosidad.

Resumen:

Enero de 1946. Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton encuentra la carta de un desconocido, un nativo de la isla Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet. A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en el mundo de este hombre y sus amigos, que resulta ser un mundo maravillosamente excéntrico. Esta novela ostenta una galería de personajes profundamente peculiares, todos amantes de la literatura, que intentan sobrellevar la ocupación nazi organizando reuniones de lectura sobre novelas clásicas alrededor de un pastel de patatas. (Extraído de "la casa del libro")

It's 1946 and Juliet Ashton can't think what to write next. Out of the blue, she receives a letter from Dawsey Adams of Guernsey - by chance, he's acquired a book that once belonged to her - and, spurred on by their mutual love of reading, they begin a correspondence. When Dawsey reveals that he is a member of the Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society, her curiosity is piqued and it's not long before she begins to hear from other members. As letters fly back and forth with stories of life in Guernsey under German Occupation, Juliet soon realizes that the society is every bit as extraordinary as its name. (Extraído de kobobooks) 

MI OPINIóN:


Hacía tanto tiempo que había comprado este libro que, honestamente, ni sabía que iba de la segunda guerra mundial, solo me había quedado claro que era un libro que trataba sobre libros. Y, sinceramente, cuando me puse con él, lo elegí, aparte de porque había gustado mucho, porque tenía pocas páginas y no me sentía con
ánimo para enfrentarme con un tocho. Por eso, cuando descubrí que se ambientaba en la segunda guerra mundial y la posguerra, me quedé un poco descolocada (nada que no diga el argumento, que como ya dije antes, no había leído antes de empezarlo).

Como todas las novelas epistolares estoy acostumbrada a terminar una carta y terminar una historia, por eso empecé leyéndome una carta por día sin llegar a engancharme al libro hasta la mitad (antes no era muy de novelas epistolares, pero hay excepciones). Con esto no quiero decir que no me gustara, sino que lo iba degustando poquito a poquito y alternando con otros libros. Sin embargo, llega un momento, en la vida de todo lector en el cual quieres saber más y más, sobre todo con estos personajes tan estrambóticos (la normalidad está sobrevalorada, aparte que es muy poco interesante). Aunque la novela se centra sobre todo el la vida de Elizabeth y de Juliet, hay secundarios muuuy interesantes, como Isola, a la que tomé un cariño especial, no hablaré más de ellos, porque es mejor irlos descubriendo a medida que avanza la correspondencia.

En el libro hay descripciones de lo dura que era la vida de estos pobres ingleses tras la ocupación nazi, como sus libertades y fondos se vieron reducidos de la noche a la mañana, pero también de como gracias a su club de lectura que surgió de la forma más inesperada y extraña, les ayudó a ir superando el día a día con la ayuda y enseñanzas que encontraron en los libros, por lo que encontraremos a secundarios de lujo como Catullus, Oscar Wilde, las hermanas Bronte, Austen, Agatha Christie ... Y "las enseñanzas" que cada uno de estos personajes ha extraído de dichas novelas:
It seems to me that his words travel well—to all men in all times. I will give you a living sample: take the Luftwaffe and their hairdos. During the Blitz, the Luftwaffe took off from Guernsey and joined in with the big bombers on their way to London. They only flew at night so their days were their own, to spend in St. Peter Port as they liked. And how did they spend them? In beauty parlors: having their nails buffed, their faces massaged, their eyebrows shaped, their hair waved and coiffed. When I saw them in their hairnets, walking five abreast down the street, elbowing Islanders off the sidewalk, I thought of Seneca’s words about the Praetorian Guard. He’d written—“who of these would not rather see Rome disordered than his hair.”
Me parece que sus palabras pueden llegar a todo tipo de hombres en cualquier época. Te daré un ejemplo: las Luftwwaffe (fuerzas aéreas alemanas) y sus peinados. Durante los bombardeos, que los aviones alemanes dejaron caer en Guernsey y se unieron con los bombardeos en Londres. Solo volvaban por la noche, así que los días eran suyos, para pasarlos en el puerto de St. Peter como les gustase. ¿Y qué hacían? Iban a salones de belleza: se hacían la manicura, masajeaban sus caras, depilaban sus cejas, rizaban y peinaban su cabello. Cuando les vi con sus redecillas, caminando a las cinco al fondo de la calle, codeándose con los isleños fuera de las aceras, pensé en las palabras de Séneca acerca de la guardia Pretórica. Había escrito " quien de aquellos no preferirían ver Roma sumida en el caos antes que su cabello". (mi mala traducción).
Todo ello alternado con la propia vida de Juliet y sus amigos.

Soy una persona bastante insensible con ciertos personajes, por eso cuando una novela me hace reír y llorar con ella, cuando empatizo y comprendo a los personajes como me ha pasado con esta, pasa a ser una de esas novelas que no solo lees, sino que recuerdas con el paso del tiempo con cariño, se queda en la CPU sin ir directamente a la papelera de reciclaje de tu cabeza.

Otro de los atractivos que tuvo para mí, pero esto es solo por mi situación particular, es porque por los sitios que pasaba Juliet yo ya había pasado, por no hablar que los ingleses estaban encantados de corregirme los nombres de los pueblos que pronunciaba mal, como Durham, que no se dice "durjam" sino "duram", y ese no es un pueblo difícil de decir, que lo de Gloucester que se diga Gloster, ya es un poco más de imaginación que hay que echarle, aunque el condado sea Gloucestershire y se diga glousestesair, como les digo siempre, ni ellos mismos saben las reglas para su propio lenguaje.

Es una novela que recomendaría a todo el mundo que no le importe leer algo sobre la segunda guerra mundial y de la influencia de los libros en las personas.

eXTRA, eXTRA:

La autora original, Mary Ann, se murió antes de poder corregir su libro y ver el éxito que tuvo, de hecho, en la parte de la corrección tuvo que pedir ayuda a su sobrina, Anne (quien es famosa por escribir libros para niños pequeños) ya que padecía un cáncer que desgraciadamente no llegó a superar, por lo que éste es su primer y último libro. Escribir un libro que pudiese gustar a alguien era el sueño de esta mujer que llevaba toda la vida trabajando en bibliotecas y tiendas de libros.

El libro quiere ser llevado a la pantalla grande, lo que no sé es con qué actriz si con Kate Winslet o con MIchelle Dockery (Lady Mary en Downton abbey) como Juliet, y el director no queda muy claro si será Kenneth Branagh o Simon Curtis. Parece que tienen más papeletas la pareja Curtis Dockery, pero todo está en el aire, desde luego si son estos dos los afortunados, la película se empezaría a filmar después de la cuarta temporada de Downton abbey. 

Fue publicado en español por RBA con el título de la sociedad literaria y el pastel de pie de patata de Guernsey.

Para más información:

1 comentarios:

Jesús dijo...

Leí esté título en el verano de 2009, durante un viaje, y ese año se convirtió en una de mis novelas favoritas. Merece la pena dedicar algunas horas a estas páginas. ¡Un abrazo!

Related Posts with Thumbnails