jueves, 24 de junio de 2010

Reseña de 13 razones



Autor:

Jay Asher

Editorial:

Penguin

Título:

Thirteen reasons why (13 razones)

Título original:

Thirteen reasons why

Número de páginas:

288

Sacado de:

Mi amor platónico o bookdepository.co.uk

Leído por:

Puro y duro antojo, como me da tantas veces que me emperro con un libro y hasta que no lo consigo no paro de dar guerra con el libro, pues éste ha sido mi víctima pasada y mi víctima futura y cuasi presente es El club de los corazones solitarios que espero que la próxima semana llegue a mi casa a reposar y descansar y que seamos felices juntos y comamos perdices... La verdad es que el libro me llamó la atención en el booky, pero siempre, por una razón u otra, posponía la compra, me decía, venga, no nos engañemos lo hay en español, ¿lo había? ¡Mentira cochina! Yo no sé de dónde la gente salió sus ejemplares, o qué hicieron los libreros con ellos, que era entrar en una librería y preguntar y era la cancioncilla de siempre, lo teníamos, pero se nos han agotado las existencias, y yo me marchaba con la cabeza gacha en busca de otra librería. Hasta que conocí al booky, la solución a todos mis problemas y antojos fracasados en las librerías españolas, por eso tengo que decir que Ifigenia loves booky!!!.



Argumento:


Un buen día Clay recibe un paquete con 13 cintas en su casa, esas 13 cintas son las 13 razones que tuvo una compañera suya de clase para suicidarse, él las debe escuchar y luego pasar a los siguientes de la lista, para entenderlas mejor cuenta con un mapa.



Mi opinión:





Como ya dije en el argumento, Clay recibe las cintas de su compañera de la que siempre ha estado enamorado, sin esperanzas de ser correspondido (así que imaginaros ahora que se ha suicidado cuántas esperanzas le deben de quedar con ella ¬¬). El caso es que Hannah Baker, una amargada social, ha dejado sus 13 cintas para culpar a 13 personas de su suicidio, bien podría no haberse suicidado, y ya puestos en mi opinión le faltó la 14 culpándose a ella misma. Pero dejaré ese tema para más adelante, para explayarme agusto y bien agusto del tema.


Bueno, como es normal, para cualquiera que se encuentra una caja de zapatos con cassettes que ya no se usan, le viene la problemática de dónde meterlas, porque claro, ahora todo el mundo tiene cds y ordenadores, pero ¿cómo va a escuchar Clay sus cintas de cassette? En su ipod de nueva generación, pues no, en el taller de su padre, porque en un principio pensó que las cintas serías chachis y divinas de la muerte y aptas para todos los públicos, pero enchufa la primera y MEC, error, no son aptas para padres, de eso se da cuenta, como hombre que es, que no puede hacer dos cosas a la vez, cuando su madre baja a ver qué tal está, y claro, como de costumbre, él que es un "niño aplicado" está escuchando las cassettes para un trabajo de clase" (esta excusa la usa taaaaaaaaaaaantas veces, que si su madre se la cree, es porque se hace la tonta y confía en su hijo Pinocho Clay), así que Clay decide ir a casa de un amigo suyo (este amigo, Tony, me pareció muy inteligente, él elige su música siempre, porque sigue emperrado en tener sólo reproductor de cassettes en su coche, así que siempre dice, lo siento, pero ese formato es incompatible,...) que sí que tiene walkman para poderlos escuchar tranquilamente, pero sin la presencia de su amigo y a ser posible sin que su amigo se entere de que le ha cogido prestado su walkman. 


Y, a partir de aquí empezamos a escuchar la voz de quejicus Hannah diciendo todo lo malo que le pasó. Aquí tenemos desde violaciones y accidentes de tráfico, hasta faltas de comprensión y confianza por todos los lados. El caso es que yo no sé el resto del mundo, pero no vi ninguna de esas razones fuera válida para suicidarse. Porque a ver... ¿me suicido para llamar la atención de los demás y por si no se han dado cuenta les dejo cintas y un mapa cutre del pueblo para que vayan pasando por los mismos sitios donde me pasó a mí? A ver hija mía, tan difícil es marcar el número de la policía, tan difícil es interferir, porque bien que se queja ella cada vez que otros interfieren en su vida para hacerla daño o no la protegen, pero cuando ella tiene una oportunidad de salvar a alguien ¿lo hace? No, padre, es que estoy superdeprimida y tan mirándome al ombligo que lo que hay fuera no lo puedo ni ver por tantos desengaños como he tenido. Pero no me he metido con lo mejor, ¡qué va! La pobre de tan excelente estudiante que es, se ha debido de olvidar de las clases de defensa personal (ni sabe contestar en condiciones ni pegar en condiciones ¬¬, tanto estudio le ha debido de afectar a la cabeza, o bien de tanto mirarse el ombligo, ya no puede mirar ni aprender otra cosa que lo horrible que es su vida), o bien es que la debe de gustar que la sobetee todo el mundo, porque yo sigo sin explicarme, que luego, al final, no deja a ninguno de los que quiere continuar por miedo a que la engañen, y en cambio al único al que odia a dolor le deja llegar hasta el final, y encima se autoconvence de que, claro, es que ella le está usando a él, ¬¬. En fin, que todo lo que critica de los demás, también (quitando un par de cosas) también lo hace ella, así que bien podría poner la cinta 14 con lo sumamente pasiva que ha sido tantas veces.


Así que, los que me hayáis oído hablar del libro toda emocionada al principio, yo leyéndolo con mi mapa online del pueblo y escuchando las cintas del blog, esa emoción se empezó a pasar tan pronto me cansé de Quejicus (sí, ya sé que siempre será Snape en mi corazón, pero sinceramente, Hannah se lo merece mucho más), llegué a la mitad y es en plan, si tan descontenta estás con tu vida ¿por qué no haces algo? Con lo cual el libro ha ido perdiendo puntos conforme adelantaba su lectura, y esas últimas razones en la que Hannah es de la mentalidad de yo passsso de la vida colegas, ¿qué pasa? ya han acabado con mi paciencia.


En definitiva, el libro es muy original, con eso de mezclar las narraciones de Clay y Hannah y no ponerlas una en cada capítulo, pero esa Quejicus, que ya está muerta mucho antes de morirse, que vive su vida como si de una mera espectadora se tratase, me ha puesto tan de los nervios que he acabado odiando el libro. Y en cuanto al suspense, algo hay, pero tampoco son sorpresas tan trascendentales y enormes sin las cuales no podamos vivir o nos entre otra vez el síndrome, ¿a ver qué pasa? otro capítulo más y ya lo dejo, prometido.


Biografía del autor:





Jay Asher es un escritor novel que previamente había ejercido de librero y de bibliotecario. Cuando no está trabajando le gusta ir de camping y tocar la guitarra.

Bibliografía:

  1. Thirteen reasons why (13 razones)
Extras, extras:


Como bien dijo Poy, en uno de sus comentarios cuando publiqué la entrevista, no quedó nada claro que a Baker's dozen=13, y aquí yo fui una necia por no incluir la explicación completa de este English idiom. Así que aquí entran las clases de Ifi, aptas para todos los que consigan leerlas hasta el final y los que no se pierdan entre mis desvaríos.

A Baker's dozen cuyo significado en español, sería una docena larga, es decir, normalmente 13, aunque podría ser 14, pero 14 es en muy raras ocasiones, en español, también es conocido (no sé por quién, yo desde luego no era de las que lo sabía) como la docena del fraile. Tiene su origen en la edad media, cuando los panaderos ingleses cuando les compraban 12 panes, daban uno a mayores gratis (así que aquí tenemos 13 en total, es como las ofertas, pero en vez de 2x1, aquí es 13x12) para que no fuesen penalizados por vender panes de poco peso.


Entrevista a Jay Asher en español

Booktrailer:








Frases estelares:



Pero es más que sólo un arañazo. Es un puñetazo en el estómago  y una bofetada en la cara. Es una puñalada en la espalda porque preferiste creer los falsos rumores  que lo que sabías que era verdad.
Frase de Hannah Baker, de la página 68 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


¿Te diste cuenta de las cicatrices que dejabas detrás?
No, probablemente no.
Porque la mayoría de ellas son invisibles para el ojo humano.
Frase de Hannah Baker, de la página 68 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


Quería que la gente confiara en mí, a pesar de todo lo que había oído. Y más que eso, quería que me conociesen. No lo que ellos pensaban que era, sino a la Hannah real. Quería que pasasen de los rumores. Que viesen más allá de las relaciones que tuve o que tenía, aunque no se fiasen de ellas. Y si quería que ellos confiasen en mí de ese modo, entonces tendría que hacer lo mismo por ellos, ¿no?
Frase de Hannah Baker, de la página 135 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


¿Cuando intentas rescatar a alguien y descubres que no puedes llegar a él, ¿por qué te burlas en su cara de sus penas y preocupaciones?
Frase de Hannah Baker, de la página 161 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


Necesitaba un cambio, tal y como decían, así que cambié mi apariencia. La única cosa que todavía tenía bajo control
Frase de Hannah Baker, de la página 163 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


Si escuchas una canción que te hace llorar y no quieres llorar más, no vuelves a escucharla.
Pero no puedes huir de ti mismo. No puedes decidir no volverte a ver nunca más. No puedes apagar las voces de tu cabeza.
Frase de Hannah Baker, de la página 178 (Thirteen reasons why, Jay Asher)


Él lo hizo. Pero tú... y yo... dejamos que sucediera.
Es nuestra culpa.
Frase de Hannah Baker, de la página 231 (Thirteen reasons why, Jay Asher)

Para más información:


http://www.thirteenreasonswhy.com (blog del libro donde encontraréis fragmentos de los cassette de Hannah, wallpapers, el mapa...)
http://hannahsreasons.blogspot.com/ (blog de las razones de Hannah)
http://www.jayasher.blogspot.com/ (blog del autor del libro)


Pd: me gustaría decir que quise esta foto desde un principio y es la que puse finalmente, pero no, la verdad sea dicha, yo quería ponerla con mis cassette, pero como el tiempo-lugar no era el adecuado (es decir, mis cassette están a 250km de aquí), pues no pude poner 13 cintas. En su lugar, como a falta de panes buenas fueron tortas, me decidí por mis caramelos (porque a Hannah le gusta mucho el dulce y una de las escenas sucede en una tienda de gominolas) y la caja de zapatos, porque en ella se mandaban las 13 cassettes de unos a otros.

15 comentarios:

Izzy 13 dijo...

Pues que lo sepas: Izzy loves booky too :P
La verdad es que no sé si leerlo porque, aunque todo lo que suena a drama juvenil me encanta, este me parece un poco raro.

Alice dijo...

A mi me gustó bastante, algo extraño el libro si que me pareció pero a la vez fue original y saber como todo se entreteje.

Eso si lo ultimo ultimo que hace el prota como que me kede algo pillada y el final no fue santo de mi devoción xD

Besos!

Antarinith dijo...

mm le tenia unas considerables ganas a este libro, pero despues de leer tu reseña se me han quitado un pelin U.U es que eso de que se pase todoooo el libro quejandose y no haga nada para remediarlo conociendome me pondra de los nervios xD y lo de pan de los frailes tampoco lo escuche nunca

besos

Lecturiosa dijo...

Leer tus reseñas es siempre un placer.

Finalmente le has dado un 3.... Aprobado justito.

En fin, yo quiero leerlo, así que igual hay que pasarse por tu/nuestro/de todos booky.

Te leo ;)

Arantxa y Aran dijo...

bufff, parece ser muy en plan drama pesimista depresivo así que de momento no me voy a poner con él ...tendrá que esperar en la estantería su turno jeje :P

por cierto, te sigo que pensaba que ya lo hacía y se ve que no o_O

muaaks!

*Arantxa*

poy dijo...

Este me llamaba la atención pero nada especialmente. Y aunque en tu reseña no lo pones especialmente bien (quejicus jajaja) me han dado ganas de leerlo xDDD

Kirtash dijo...

Con lo ilusionada que tú estabas... xDDDDD. A ver, algunas cosas tampoco las entendí, pero Hannah tampoco es una quejica tan insoportable, al menos a mí no me pareció así.

Anna Gallagher dijo...

Pues vaya, esperaba que este libro fuera toda una sorpresa. Aún así le sigo teniendo muchas ganas, a ver si logro hacerme con él.

¡Un besazo! :)

Aineric dijo...

A mí me paso más o menos lo mismo. LA tía se dejó morir...la escenita del jacuzzi me dejo asqueada. Asco que convirtió el libro en una mierditaa.

naylah© dijo...

Pues a mí me gustó mucho. Si bien es verdad que Hannah era un poco victimista al principio, a medida que avanzaba el libro se la coge cariño, hay que intentar comprenderla ^^

Yo le dí 5 de 5, me has dejado un poco chof xDD

Mike dijo...

Me apetecía leer el libro, pero no sé, no sé... aún no estoy del todo convencido del todo.

Anabel Botella dijo...

No me llama mucho la atención, la verdad.

Noel M. dijo...

Pobre Pinocho y pobre Quejicus. Son dos seres incomprendidos que no han encontrado más que unos motes ciertamente acertados por tu parte Xdd La reseña me ha encantado, me he reído mucho y el hecho de que la prota (ya no me acuerdo de su nombre y paso de mirarlo) haya podido escribrir los lazos y grabar las cintas mirándose todo el rato al ombligo es un mérito que merece un gran aplauso Xd

Besitos Ifi, sigue así :D

Marina García dijo...

Pues a mí me ha recordado a una historia que leí hace años y con la que lloré como un grifo abierto. No recuerdo el nombre de la escritora pero sí la editorial SM y el nombre del libro "Maldita adolescente". Un suicidio y cartas de por medio. Si no recuerdo mal también se mencionaban a los Backstreets Boys. ¡Besos!

eterno deliquio dijo...

ES ABSOLUTAMENTE UN REGALO DE LA CASUALIDAD LLEGAR A TU ESPACIO GRACIAS POR EXISTIR....

Related Posts with Thumbnails